¿Cómo hacer tu toalla higiénica natural y ecológica?

¡CUIDADO!

El uso de toallas higiénicas y tampones puede ser dañino para tu salud, por lo demás contaminan excesivamente el medio ambiente & como si fuera poco usamos gran cantidad en la vida, por lo que gastamos altas sumas de dinero…pasoapaso03

Siempre que puedas evita su uso, ya que el mismo supone someter a tus partes íntimas al contacto con productos químicos. Los tampones son blanqueados con químicos peligrosos que son absorbidos por tus paredes vaginales, dándose en ocasiones el
síndrome de shock tóxico, además los aplicadores son de plástico no degradable y los envoltorios altamente contaminantes. Puedes conseguir tampones no blanqueados o toallas higiénicas  100%
de algodón, aunque mejor háztelas tu misma, se pueden lavar y reutilizar.

¡Ojo!

-Un pañal desechable demora más de 200 años en desintegrarse y un bebé ocupa en promedio unos 6 mil, es decir 3 toneladas de basura.

-Cada mujer utiliza alrededor de 14 mil unidades de toallas higiénicas durante todo su período fértil. En Chile, en promedio hay 7.700.000 mujeres, por lo tanto, se arroja un total de 107.800.000 toneladas de basura, sólo en toallas higiénicas.

-El material de que están compuesto los tampones y toallas desechables pueden causar el síndrome de Shock Tóxico. Entre otros problemas como el aumento de tu flujo, alergias, hongos vaginales, etc.

**********

¿Cómo hacer tu toalla higiénica?tumblr_kqcr37Mqhr1qzauf6o1_500

1. Corta dos trozos de tela iguales, más o menos de la misma forma que la del dibujo. Luego las unes cosiéndolas por el borde.

2. Recorta la tapa primera de igual forma que la parte delantera de la que va a ser la compresa.

3. Recorta la segunda tapa de igual forma que la parte trasera de la que va a ser la compresa.

4. Entre tapa y tapa deja un espacio en el que podrás poner el trozo de tela de toalla o cualquier otro trozo de tela que hayas elegido en la cual quedará recogida la sangre menstrual.

5. Puedes utilizar lo que quieras para que se puedan enganchar los lazos con las bragas o calzones, desde broches, corchetes, botones o velcro. Lo que tú creas.

Sobre los químicos tóxicos en los tampones y toallas higiénicas.

¡Cuidado!

Los fabricantes de tampones incluyen asbesto en ellos. Dos profesores del Departamento de Biología Molecular de la Universidad de Illinois dijeron la noticia: “La industria del tampón incluye asbesto en sus productos con la intención de hacer sangrar más a las mujeres durante su período menstrual y favorecer así el aumento de consumo de esta mercancía” (Donna C. Booisseau, Universidad de Illinois).

El asbesto es el nombre de un grupo de minerales del tipo silicato que se producen en la naturaleza y pueden ser separados por fibras. Las fibras son fuertes y resistentes al paso del tiempo y al fuego; también son largas y flexibles y pueden ser tejidas para formar tela. El asbesto, además de ser usado en tampones, es utilizado en muchos productos de consumo industrial: forros de tubo, embragues y artefactos de frenado o cemento aislante. El asbesto es un componente cancerígeno.

1199355806_de01d2f32f_o

Las autoridades sanitarias a pesar del peligro que comporta, no lo considera ilegal si no se ingiere. Esta sustancia aumenta la hemorragia, y por tanto te hace sangrar más, y necesitarás usar más. En los tampones y compresas, también cabe hablar de otros dos componentes: la dioxina y el rayón.

Dioxina: un químico decolorador que se usa para blanquear las fibras del tampón. Es potencialmente cancerígena y tóxica para los sistemas inmunológicos y reproductivo (causa alteraciones en la mucosa del útero, endometrio y puede causar endometriosis); también está relacionado con los bajos contenidos de esperma en los hombres. En septiembre de 1999 la Agencia de Protección Ambiental declaró que el peligro real de la dioxina estaba relacionado con un contacto repetitivo (¿no es repetitivo usar 4 ó 5 tampones diarios, 5 días al mes durante 38 años?).

Rayón: elemento muy absorbente que ayuda a que las fibras del tampón que contienen dioxina queden en la vagina. Contribuye al peligro de los tampones, cuando las fibras de éstos quedan dentro de la vagina (como normalmente ocurre), se crea un espacio para la acumulación de la dioxina; esta es una de las razones por las que se produce el shock tóxico. El shock tóxico es una infección vaginal que puede producir fiebre, dolores musculares, fatiga, visión borrosa, y en algunos casos la muerte. Investigaciones realizadas en EEUU han establecido la posible relación entre una afección mortal denominada shock tóxico y el uso de estos elementos de higiene femenina. De momento no se ha podido establecer una clara relación causa-efecto.

img22 Sigue leyendo