El VPH o HPV (virus papiloma humano)

11017_518116758330181_2938817553372610498_n

No son pocos las consultas que recibo de mujeres muy asustadas que han sido notificadas con este virus. Muchas creen que corren riesgos irreparables para su salud, incluso creen tener cáncer (anticipadamente) sin saber bien de lo que se trata y en qué nivel se encuentra su padecimiento… Aquí les comparto una pequeña ayuda, que espero les pueda orientar en sus dudas. Desde mi conciencia y amor, siento que así como el útero tiene una energía fabulosa para crear y dar vida, así mismo tiene el poder de sanarse.

El VHP se trata de diferentes grupos de virus ADN. Existen alrededor de cien tipos, clasificados en dos grupos: de bajo y alto riesgo. Existen muchos tipos que solo llegan a afectar la piel y las mucosas, que pueden sanarse dentro de un corto período de tiempo. Sin embargo, existen otros virus de alto riesgo, que implican células pre-cancerosas. En estos casos, el tratamiento puede durar desde un par de meses hasta años. No todas estas lesiones pre-cancerosas podrían transformarse en un cáncer de cérvix. De todas maneras, resulta efectivo tratar las lesiones a tiempo y comprometerse a un seguimiento continuo. Las células anormales y cancerosas son tratadas por la medicina convencional a través de un simple procedimiento cauterizante o por congelación (crioterapia).

Al no causar síntomas evidentes, el VPH suele no ser detectado ni tratado de manera oportuna. Sin embargo, existen exámenes específicos, como el PAP, que las mujeres debemos realizarnos de manera frecuente para detectar alguna anomalía. Asimismo, la práctica de auto-revisión periódica con un espéculo nos ayuda a estar atentas a síntomas extraños, como lesiones, manchas o verrugas. De igual manera, existe un método casero de examen preventivo muy eficaz que podemos realizarnos en nuestro hogar. Consiste en la realización de una prueba casera con vinagre aplicada al cérvix.

El VHP es la infección de transmisión sexual más común actualmente. El método más accesible y popular de prevención es el uso del condón, así como los exámenes y revisiones periódicas antes mencionados. La vacuna que está siendo aplicada de manera deliberada a las niñas vírgenes desde los 9 años es una nueva demostración de la falta de ética de los sistemas de salud, debido a que aún no está demostrada su efectividad. Se necesitan largos años de experiencia para ver los resultados. Asimismo, han ocasionado muchos cuestionamientos los variados casos de efectos secundarios producidos en la salud de diferentes niñas, mayoritariamente en los países del tercer mundo, donde se experimenta con vacunas y medicamentos. Sigue leyendo

Anuncios