Más coraje y menos tecnología!

Llegar a la tierra y que nuestro primer contacto con el mundo externo, sea nacer con una bolsa de plástico en la cabeza y ser succionado por ella. Que escalofriante y representativo de nuestros tiempos…

Un grupo de hombres científicos y mecánicos acaban de lanzar un nuevo dispositivo tecnológico para según ellos “salvar vidas y acelerar el trabajo de parto”.

Este dispositivo denominado ODON esta hecho de un material similar al polietileno, el cual se pone en la cabeza del bebe para atraerlo hacia fuera del canal vaginal… con el cual también pretenden “evitar ciertas infecciones del recién nacido adquiridas durante el parto”. (De seguro gracias al fabuloso plástico que aislará al bebe de aquella zona comúnmente infecciosa).

Ante este panorama es necesario informar a las mujeres que están siendo utilizadas durante sus partos para experimentar con esta nueva tecnología recientemente lanzada. Actualmente se está llevando a cabo un estudio con este dispositivo de dos fases en hospitales de Argentina y en zonas rurales de Sudáfrica. Según informan desde su pagina oficial: http://www.odondevice.org/

Hoy este dispositivo esta siendo mostrado por canales de televisión como un invento revolucionario y exitoso. Siendo que aun esta en proceso de evaluación. Al mismo tiempo esta nueva tecnología esta siendo promocionada en el III CONGRESO GLOBAL DE SALUD MATERNO INFANTIL 2013  que acontece por estos días desde el 16 al 19 de noviembre de 2013 http://www.gmih2013.com/

Aquí un vídeo para que puedan conocer más acerca de este dispositivo.

odon

ver vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=PSL2dk4Vc6g

Nacimientos libres y felices

uterofamilia

 
“Eres un ser deseado. Estás aquí porque el Universo lo quiso”
Alejandro Jodorowsky

 

Autor Fotografías:
Vladimir Bagrianski, de Rusia
quien relata en imágenes la historia de amor su familia

Mi relato de parto.

Historia de parto
11 de Octubre de 2011

Mi gestación no fue planificada, pues surgió de un acto lleno de amor, que no pensó en números, ni en niñ@s; sin embargo, inconscientemente, desde lo más profundo de mi corazón, lo estaba deseando… ya que después de muchos actos similares, solo ése fue el preciso y el único que logró crear un hermoso Ser, que hoy forma parte de nuestras vidas.

Desde antes de estar gestando siempre quise parir en casa, sin embargo, en Chile las posibilidades son escasas. Las parteras tradicionales ya casi no existen y menos en las ciudades; además, las matronas no se atreven mucho a realizarlo, y las pocas que se atreven se aprovechan cobrando una suma de dinero muy alta, lo que es un absurdo, tomando en cuenta que el parto es un acto tan natural y propio de las mujeres que no debiera estar tan manoseado y mercantilizado.

Debido a la falta de dinero y a pesar de todas las trabas del sistema, decidí tener a mi hijo en un hospital público, pero exigiendo una lista de prácticas que no quería que se me realizaran durante el parto. Exigiendo que éste fuera lo mas natural posible, sin anestesia, episiotomía, monitoreo fetal, etc.

Unas semanas antes de mi parto conocí a quien sería mi comadre –fue amor a primera vista–. Ella me acompañó durante el parto y me prestó apoyo antes y después de él. Ella no hizo mucho más que estar allí aferrada a mí, lo cual fue suficiente, ya que su presencia era fuerte y me hacía sentir segura de que nada malo nos ocurriría a mí ni a mi bebé dentro de esas frías salas de hospital. Morella, la mujer que me acompañó en uno de los hechos más importante de mi vida y a quien agradezco profundamente su labor, y lo que ha hecho por muchas otras mujeres, realiza un trabajo que es más conocido con el nombre de Doula. Doula es quien acompaña a las mujeres durante su gestación, parto y post parto, dando asesoramiento y apoyo también en lactancia materna…

Sigue leyendo